La especia de la mujer.

Uno de los productos naturales más investigados del mundo.

La cúrcuma es una especia procedente de la India con numerosas propiedades y beneficios para la salud. Es uno de los ingredientes del querido curry y contiene un alto índice de hierro, magnesio, zinc, potasio y sodio.

Pero vamos a centrarnos en los beneficios que tiene en el cuerpo de la mujer, que son muchos.

La mujer pasa por 2 etapas en su vida que condicionan su cuerpo, la menstruación y la menopausia. Pues bien, la cúrcuma no solo nos ayuda a combatir los efectos físicos sino que también mejora el estado de ánimo, una maravilla, ¿verdad? Ni mucho menos se trata de atiborrarse a cúrcuma pensando que así estaremos súper felices todo el día, pues lo que conseguiremos es un empacho y aborrecer esta especia.

Durante la menstruación sentimos hinchazón, dolor abdominal, una de las propiedades más reconocidas de la cúrcuma es la de antiiflamatoria.

Un té de jengibre y cúrcuma, por ejemplo, nos ayudaría a calmar esos dolores y a sentirnos menos hinchadas durante el período. Además acelera el metabolismo lo cual es fantástico si se quieren perder unos kilitos.


Durante la menopausia y la posmenopausia se presentan varios problemas de salud ocasionados por la menor producción de hormonas, los ovarios dejan de producir estrógeno y progesterona y esto hace que los niveles de estas hormonas disminuyan.

  • La salud cardiovascular también se resiente durante este período debido a trastornos de la coagulación. Por esto, la cúrcuma puede ser beneficiosa ya que posee propiedades anticoagulantes.
  • Rica en fitoestrógenos: compuestos químicos no esteroideos, que se encuentran en los vegetales similares a los estrógenos humanos.
  • Combate el dolor: de cabeza y el muscular gracias a su efecto analgésico.
  • Ayuda a combatir la depresión: es bien sabido los cambios de humor durante esta etapa, ya que tiene efectos sobre algunos de los mecanismos biológicos asociados con la depresión.
  • Los bochornos: esa sensación de calor extremo que viene por momentos. Esto se produce por la disminución de los niveles de estrógenos. Gracias a los antioxidantes y los fitoestrógenos que contiene la cúrcuma podemos ayudar a combatir estos temidos sudores o bochornos.
    Entre los beneficios de la cúrcuma están sus propiedades antimicrobianas, antifúngicas y antiinflamatorias. Por este motivo, puede ser muy beneficiosa en casos de infecciones vaginales o de incontinencia urinaria.

Por último y muy importante reduce el dolor de senos y el riesgo de padecer cáncer de mama producido por los bajos niveles de hormonas.

La cúrcuma ayuda a inhibir el crecimiento de las células cancerígenas.

Ya sabéis, no olvidéis introducir esta especia milagrosa en vuestras cestas de la compra, y sobre todo una cucharadita al día de cúrcuma te alegra la vida.

¡Nos vemos la semana que viene con más cositas!

Tu compra